Rectosigmoidoscopia

Rectosigmoidoscopia

¿Qué es una rectosigmoidoscopia flexible?

La rectosigmoidoscopia flexible es un procedimiento en el cual se examina el ano y el interior de la última parte del colon (recto y sigmoides). Es recomendada para diagnosticar enfermedades como hemorroides, fisuras, infecciones del ano y pólipos o inflamaciones del recto.

¿Qué pasa antes de una rectosigmoidoscopia?

Para realizar el procedimiento es necesario aplicarse unos enemas o lavados para que limpie de materia fecal el colon con el fin de poder ver adecuadamente.

¿Cómo se hace una rectosigmoidoscopia?

Durante el procedimiento el gastroenterólogo usa un equipo llamado colonoscopio (Un instrumento largo, flexible, de 13mm de diámetro). Primero examina el ano y luego introduce el colonoscopio por este hasta llegar al recto y de allí se pasa al colon sigmoides. Se examinan todas las partes y de ser necesario se toman muestras de tejido (biopsias). Es un procedimiento corto y no doloroso pero habitualmente se colocan por la vena medicamentos sedantes que lo relajan y le producen somnolencia.

¿Qué pasa luego de una rectosigmoidoscopia?

Una vez se termine el procedimiento será llevado a una sala de recuperación. Allí permanecerá hasta que pasen los efectos de la sedación. Luego será dado de alta junto a su acompañante.